Saltar al contenido
ConTaladro.com

Cómo taladrar metal

como taladrar metal correctamente

 

Para la mayoría de los aficionados al bricolaje, probablemente llegará un momento en el que tendrá que perforar un agujero a través de un trozo de metal. Las herramientas y métodos utilizados para hacerlo son casi tan variados como los diferentes tipos de metales existentes. Así que, aquí tienes una guía de como taladrar en función del tipo de metal.

A tener en cuenta antes de perforar metal

Debemos recordar que el metal es, por lo general, de mucha mayor dureza que la madera o el mortero, y difícilmente podremos corregir un taladro que se desvíe al comienzo. Es recomendable empezar marcando el emplazamiento exacto de la broca con un punzón.

Para los taladros de gran diámetro, realizaremos un agujero previo, de menor diámetro, que guiará con precisión el paso de la broca definitiva. Si fuera necesario, podemos hacerlo en tres pasos, empezando por una broca de 2 mm por ejemplo.

Elegir la broca adecuada

Antes que nada vamos a elegir la broca adecuada para realizar esta tarea.Un rasgo característico de las brocas metálicas es su punta afilada, que es necesaria para asegurar que la broca corte fácilmente a través del metal.

Las brocas para metal tienen el mismo diámetro a lo largo de toda su longitud y tienen una punta rectificada en un ángulo de 118°. Estas brocas también se denominan brocas de acero de alta velocidad (HSS).

Velocidad de perforación

El uso de una velocidad de taladrado demasiado alta es un error frecuente. Cuanto más duro sea el material a perforar, menor será la velocidad de perforación que se debe utilizar. Por ejemplo, si estás taladrando un agujero de 8 mm en latón, deberías ajustar tu taladro a una velocidad de 2500 r.p.m.

Para acero inoxidable, que es mucho más duro, la velocidad de taladrado correcta es de 800 r.p.m. Una buena señal de que estás utilizando la velocidad correcta es que obtendrá unas virutas largas.

Engrasar la broca

Cuando se perfora en hierro o acero, es mejor usar la menor fuerza posible. Deja que el taladro haga el trabajo!

Puedes utilizar taladrina para lubricar y enfriar la broca, así como la pieza que estás trabajando. Cuando casi hayas perforado el metal, no permitas que el taladro penetre demasiado rápido en el material y así minimizarás las virutas.

Opta Cut 2000- Aceite de corte (sin cloro, 250 ml)
  • Sin cloro y sin silicona
  • Para el tratamiento manual con potentes agentes protectores contra el desgaste ofreciendo excelentes propiedades de alta presión
  • Ideal para aterrajar, taladrar, avellanar, fresar, tornear, brochar, escariar con escariadores

Perforación de agujeros grandes

Si vas a perforar agujeros de gran diámetro en metal, lo mejor es pretaladrar primero con una broca de menor diámetro. Esto permitirá que la broca más grande corte más eficientemente, con menos posibilidades de deslizamiento. Si es necesario, puedes realizar el pretaladrado en varias etapas con diámetros cada vez mayores.
Al pretaladrar, el diámetro de la broca más pequeña debe ser al menos el mismo que el del núcleo de la broca más grande. El núcleo de la broca es la distancia más corta entre los dos bordes de corte.

Taladrado en chapa fina

Si desea taladrar en una lámina de metal delgada, nunca sostengas la lámina con las manos. Cuando la broca corta el metal y sale por el otro lado, existe el peligro de que la lámina metálica se bloquee repentinamente en la broca y salga disparada de la mano. Es mejor sujetar firmemente la chapa entre dos enganches. Esto también reduce la cantidad de virutas, lo que simplifica el acabado de tu pieza de trabajo.

Taladrado en tubos metálicos

Si estás taladrando en un tubo de metal, asegúrate de que la pieza de trabajo esté firmemente sujeta. Lo mejor es utilizar un soporte para el taladro y un banco de trabajo. Para evitar que la presión del taladro deforme la tubería, puedes introducir en ésta última una pieza de madera del mismo tamaño y forma. Y, de nuevo, evita aplicar demasiada fuerza y deja que el taladro haga el trabajo.